馃尵Permacultura 馃尡

  La permacultura, es un movimiento de personas humanas que busca habitar la tierra planetaria de manera amable. Un movimiento que trasciende las fronteras de las naciones y es transversal a distintas generaciones y grupos sociales. Quienes participamos en este movimiento lo hacemos desde diferentes espacios, siempre desde una mirada propositiva, es decir generando acciones, v铆nculos, propuestas que aporten caminos para la transici贸n cultural y social necesaria para regenerar la habitabilidad en nuestro hogar planeta. 

  El movimiento es impulsado por  los australianos Bill Mollison y Davis Holmgren en los a帽os 70鈥檚, como respuesta al tratamiento intensivo de los cultivos del ya conocido y nefasto agronegocio y de la debacle energ茅tica ante el uso indiscriminado de energ铆as f贸siles de la sociedad de consumo industrializado. 

  La palabra Permacultura sintetiza la conjunci贸n de los t茅rminos cultura y permanente que se refer铆a en un principio a la agricultura permanente y que pronto toma la noci贸n de cultura abarcativa,  que incorpora de manera m谩s contundente las nociones de compromiso 茅tico y social que conforman al movimiento. 

 La Permacultura brinda elementos pr谩cticos y de an谩lisis que invitan a generar con/en el ambiente una relaci贸n sana, saludable para todo el sistema, a trav茅s de herramientas de dise帽o. Es fundamentalmente una disciplina sist茅mica que abarca tanto la calidad del alimento que se produce como las formas sociales que hacen que ese alimento llegue a nuestras mesas. Por eso la permacultura promueve relaciones humanas de calidad y no avala la explotaci贸n ni de la tierra ni de las personas. Posee un corpus de principios que le dan cuerpo que se dividen en principios de dise帽o y principios 茅ticos: 

Los principios 茅ticos en los que hacen pie todos los dem谩s son: 

Cuidar la tierra 

Cuidar a las personas

Distribuir equitativamente 

Hago hincapi茅 en ellos, los pongo en una columna a la izquierda, con intenci贸n simb贸lica. Mi mirada de la permacultura la vincula con un pensamiento de izquierdas, sin vacilar, un pensamiento revolucionario, que requiere la puesta en acci贸n de sus fundamentos para realizarse. 

La cultura de la permanencia requiere de cambios muy profundos, esta es una paradoja interesante, observar, atender con cuidado para acompa帽ar la mutaci贸n que da lugar a una flor o que no la deja ser. 

Observar e interactuar + Capturar y almacenar energ铆a + Obtener un rendimiento + Autorregulaci贸n y retroalimentaci贸n + Usar y valorar los recursos renovables + No producir desperdicios 鈥

El amplio espectro de habilidades que se pueden abordar desde la permacultura tambi茅n hace a este espacio un lugar  propicio para la diversidad, un valor a sostener y propiciar como patr贸n natural que aporta al sost茅n de la salud del sistema. 

Durante el primer a帽o de la pandemia del coronavirus la Permacultura supo tomar m谩s vuelo desde sus referentes y cultivadores y llegar a m谩s o铆dos y manos. Sin embargo, ya hace d茅cadas que el movimiento existe y viene alertando sobre la variabilidad del clima, la saturaci贸n en la regulaci贸n de los procesos vitales del sistema terrestre, el colapso.  Lo que es m谩s interesante en el movimiento permacultural es justamente la capacidad proactiva de abordar la situaci贸n, proponiendo un abordaje pr谩ctico y resolutivo. 

聽En la Argentina existe una Escuela de Permacultura y Ruralidad聽 鈥淓l 脕rbol鈥 que promueve la construcci贸n de espacios de di谩logo y confrontaci贸n de proyectos e ideas llamados Laboratorios Colaborativos. Estos espacios crecieron聽 y nos acompa帽aron a muches a atravesar ese primer per铆odo de incertidumbre pand茅mico ante el encierro y los nuevos cuidados. Acompa帽arnos a la distancia, desde distintos continentes vivificando las diferentes experiencias seg煤n los territorios. Un aspecto fundamental de los dise帽os permaculturales es el de tener en cuenta los saberes ancestrales de las comunidades, desde recetas culinarias hasta recetas de adobe, el abanico de aportes que se sincretizan con los saberes de los nuevos permacultores es inmenso.聽

La palabra que emerge es cuidado, que denota  tanto cari帽o, como peligro. En este juego como vaiv茅n que supone toda cr铆a, las de los propios beb茅s, la nuestra, la de nuestros adultos, de los que crecen y de los que envejecen. Ese p茅ndulo entre el dejar ser y tutorar, entre nutrir y alimentar, entre acompa帽ar y soltar, entre hidratar y saciar…la vida es amor y peligro y para accionar  necesitamos cuidar. Este amparo sin encierro ni asfixia, es el cuidado practicar.  Esta pr谩ctica es primordial para la cultura regenerativa y resiliente de la que estamos hablando. Una pr谩ctica de cuidado que de manera espiralada forma una flor que act煤a desde el 谩mbito individual, familiar hacia las relaciones colectivas que promuevan una menor p茅rdida de energ铆a tanto en los aspectos del recurso como en esfuerzo humano y  en diversidad. 

Aqu铆 agrego a modo de introducci贸n un resumen en espa帽ol 

de 鈥Permacultura Principios y Senderos m谩s all谩 de la Sustentabilidad鈥 de David Holmgren.

En la Flor se puede ver el desarrollo de los Principios en las distintas 谩reas de aplicaci贸n